Memoria2020_portada

Memoria de actividades 2020

El año 2020 sin duda ha sido un año complicado. Un año frustrante y que, sin duda, a mu-chas personas nos ha hecho replantearnos las verdaderas prioridades de la vida. A pesar de las dificultades que nos ha planteado la pandemia COVID-19 en el desarrollo cotidiano de nuestros proyectos, los desafíos nos han hecho crecer. Tras casi una década de trabajo en Uganda, hemos dado un paso de gigante y nos hemos consolidado como una asociación sin ánimo de lucro, SALUGANDA ELKARTEA. Esto ha sido gracias a todas las entidades colaboradoras que nos han apoyado desde nuestros inicios, a aquellas que se han ido sumando, creyendo y apostando por nuestro trabajo, y a todas las personas voluntarias que aportan su tiempo, ideas y motivaciones. Y a partir de ahora, podremos seguir avanzando también gracias a ti, a todas las personas socias/os.

2020 será para siempre el año de la COVID, una pandemia que no entiende de fronteras, pero que marca un antes y un después en SALUGANDA. A pesar de nuestra motivación y trabajo por dar el paso a ser una asociación, hemos tenido muchas complicaciones para poder desarrollar nuestro trabajo como es debido. Hemos intentado reaccionar con rapidez y centrarnos en las prioridades que nos iba marcando la pandemia. Pero lamentablemente, no todo el mundo hemos sufrido su impacto del mismo modo. Las personas más vulnerables han sido las más expuestas, las que más han sufrido los confinamien-tos, por la paralización de las escuelas, de los recursos, de la actividad económica, por la necesidad de encontrar soluciones a todas las dificultades que iban surgiendo.

De este año nos quedaremos con los aprendizajes, con los retos que han surgido y con la motivación de volver a dar un impulso a todos los proyectos que venimos desarrollando en los últimos años. Seguiremos centrándonos de manera prioritaria en las familias y el alumnado que forman parte de nuestros proyectos, y especialmente en las mujeres y las niñas, quienes han sufrido un impacto mayor a causa de la pandemia.
Aquí puedes descargarte la Memoria de actividades de SALUGANDA ELKARTEA 2020.

¡Muchísimas gracias por acompañarnos en este camino!

Un fuerte abrazo,
Equipo Saluganda

Calabazas2020

¡Gracias por apoyarnos comprando calabazas solidarias!

Un año más, nos animamos a cultivar y vender calabazas ecológicas, con el objetivo de recaudar nuevos fondos para el proyecto. A día de hoy, hemos conseguido 1373€ que estamos destinando principalmente a la compra de material anti-Covid 19, de acuerdo a las exigencias del Ministerio de Educación ugandés para reabrir las escuelas. La compra de termómetros, geles hidroalcohólicos, nuevos pupitres para mantener la distancia, etc nos han permitido reabrir las 7 escuelas del proyecto para los alumnos y alumnas del último curso, que al menos así podrán preparar sus exámenes de graduación.

Pero es muy importante que todo el alumnado pueda volver a estas “escuelas sostenibles” donde, además de recibir una educación de calidad, cubren sus necesidades básicas de alimentación e higiene. Por esta razón y ante la ausencia de los niños que se encargan normalmente de cultivar sus propios huertos escolares,  también estamos alquilando maquinaria para trabajar la tierra y asegurarnos el alimento necesario cuando, por fin, se les permita volver a clase.

Por tanto, gracias de corazón a cada una de las personas que nos habéis ayudado a mitigar los efectos de la pandemia, mediante la compra de estas calabazas. Gracias especialmente a las y los trabajadores de Neiker-Derio que se volcaron en masa con la iniciativa, así como a la plantilla de Lancor 2000 y los bomberos de la Diputación Foral de Bizkaia. ¡Que sepáis que aún nos quedan calabazas por vender! Asimismo, aprovechamos para informaros de que hemos abierto una nueva vía de participación en el proyecto. ¡Hazte colaborador/a!

PHOTO-2020-06-06-11-53-59(1)

¡Muchas gracias por la compra de coleteros solidarios!

Esker mila lankidetzaren aldeko koleteroekin babesteagatik!

Como tal vez sepáis algunas personas que estáis leyendo este post, este año, para sumar fuerzas un poquito más al presupuesto anual para los proyectos de escuelas agrosostenibles y grupos de mujeres ganaderas, hemos utilizado nuestro conocimiento para ponerlo al servicio del proyecto. Y esta vez, a través de la confección de coleteros, hechos a mano con mucho cariño, con preciosas telas compradas en Uganda.

En este proceso hay muchos factores importantes a tener en cuenta, pero hoy, escribimos especialmente por el factor humano, imprescindible para llevar adelante esta recaudación. Mil millones de gracias a todas las personas involucradas directamente o indirectamente; muchísimas gracias a todas las personas que habéis apoyado en la gestión, difusión y en la compra y disfrute del producto. Queremos agradecer especialmente a las voluntarias que nos han apoyado cosiendo y fabricando los coleteros; Miren Onaindia, Patricia Gallejones y Leire Bardixa.

Mila esker bihotzez, pozez betetzen gaitu zuen babesak, eta irribarrez beteko dituzue Ugandako ume eta familia askoren bizitzak.

portada

Mejorando la salud visual y el rendimiento escolar en Uganda

La educación es un pilar fundamental para romper el círculo de la pobreza; problemas oculares y el escaso acceso a gafas y servicios de salud visual es un obstáculo.  Con el apoyo del voluntariado y Medical Óptica Audición se ha cubierto esta necesidad identificada en las Escuelas Agrosostenibles del proyecto SALUGANDA.

En las zonas rurales de Uganda las necesidades básicas para una vida digna no siempre están cubiertas. La educación, una buena alimentación y acceso a higiene y agua potable, son las claves para romper el círculo de la pobreza y poder avanzar hacia una vida mejor. Es precisamente ahí donde pone el foco el proyecto SALUGANDA, que busca mejorar las condiciones higiénico-sanitarias, la alimentación y la educación de los niños y niñas en siete escuelas rurales (2985 alumnos) de Uganda. Para ello, colaboran con la ONG local Cape of Good Hope Orphan Care (COGHOC) en la instalación de letrinas secas tipo Ecosan, tanques de recogida de agua de lluvia, criaderos de cerdos, gallineros y huertos ecológicos, completando así un ciclo de producción sostenible adaptado a los recursos de cada escuela. Los alumnos participan directamente en estas actividades, de manera que aprenden técnicas de agricultura y ganadería sostenibles, compostaje e higiene personal a la vez que mejoran las condiciones de vida en la escuela, y con ello los ratios de asistencia a clase. SALUGANDA lleva en marcha desde el 2010 gracias al trabajo diario todos los agentes claves; el trabajo diario del profesorado y alumnado que participa activamente; y también gracias al trabajo del voluntariado y entidades colaboradoras.

El proyecto es un espacio de cooperación y colaboración dinámico, donde nuevas líneas de trabajo emergen en base a las prioridades marcadas desde la perspectiva local. Algo importante para lograr los objetivos definidos es pensar sobre el proyecto de manera holística, teniendo en cuenta las diversas necesidades que puedan surgir en nuestro camino hacia la sostenibilidad. Y es así donde en 2019 surge el proyecto de salud visual, donde se identifica una necesidad para poder realmente lograr un buen rendimiento escolar, y comienza gracias al apoyo del voluntariado, y entidades colaboradoras como Medical Óptica Audición.

En julio del 2019, las voluntarias Gema Díaz-Sarabia y Laura Corera viajaron a Uganda para realizar el monitoreo de los avances de las actividades previstas para ese año. Entre otras cosas, pusieron en marcha el proyecto de Salud Visual. Comenzaron realizando la primera revisión para anotar qué niños y niñas pueden tener dificultades o problemas visuales (Imagen 1). Además, también pudieron revisar al profesorado que mostraba mucho interés y necesidad de mejorar su situación visual. Tras obtener estos datos, se realizó una segunda visita del voluntariado en octubre del 2019, de la mano del oftalmólogo Imanol Recalde y la enfermera Lorena Lauzirika. Terminaron las revisiones y realizaron la graduación y supervisión (Imagen 2) de aquellas personas que necesitaran algún tipo de tratamiento.  El voluntariado de la primera y la segunda visita revisaron a un total de 2985 alumnos y 40 personas docentes de las escuelas del proyecto, de los cuales se identificaron y se tomó la graduación de 64 personas que necesitarían gafas para mejorar su salud visual.

Tras obtener toda la información, durante la visita de coordinación-evaluación anual de Iker Mijangos y Leire Agirreazkuenaga, en noviembre del 2019 pudimos entregar las gafas donadas y recogidas y donadas por personal de Ner Group, Histocell y Medical Óptica. Gracias a estos últimos, además, llevamos modelos diferentes de gafas para medir su distancia interpupilar (Imagen 3) y poder fabricar nuevas gafas a medida para cada persona.

En febrero de 2020 se completa el proceso con la entrega de las gafas realizadas gracias a la colaboración y compromiso adquirido por Medical Óptica Audición. La entrega la realizaron las voluntarias Gema Diaz-Sarabia y Laura Villate en su visita (Imagen 4). Tal y como nos transmitieron, el alumnado está feliz y entusiasmado con la notable mejora de vida, tanto para el rendimiento escolar ¡como para su día a día! Por su parte, el profesorado también está muy agradecido; la posibilidad de acceso a revisiones de salud visual y gafas es prácticamente imposible en muchas zonas de Uganda como esta. Como afirma la directora de la escuela Maranatha, Gertrude “We want to thank you all. Our pupils who had challenges with their eyes benefited and me inclusive! Thank you so much, we are really grateful for everything which comes our way with you”.

Imagen 1: Gema Díaz-Sarabia realizando la revisión visual en St. Cecilia Primary School

Imagen 2: Imanol Recalde tomando la graduación en Good Samarithan Primary School

 

 

Imagen 3: Leire Agirreazkuenaga tomando la DIP (distancia interpupilar) en Kiyindi Community Primary School.

Imagen 4: Entrega de gafas en Tom and Margarett Carrol Primary School

 

Imagen 4: Entrega de gafas en Kiyindi SDA